5 de enero de 2017

Y el Espíritu Santo nos lo confirma, al decir:  La alianza que hare con ellos después de aquello días, será esta, dice el Señor:  Pondré mis leyes en su corazón y las escribiré en su mente.  Hebreos 10.16 DHH

 

¡Cuánto mejor es tener la ley escrita en el corazón que sobre tablas de piedra!

El corazón es el eje y centro de la vida.  Donde se encierran todas nuestras pasiones, sentimientos y pensamientos.  Es el lugar donde nuestra mente y voluntad, nuestras emociones y convicciones se unen, para darle forma a lo que creemos y hacemos.  Nuestra conducta está determinada por lo que se encuentra en nuestro corazón.  Esta es una razón por la cual Dios escogió 4 de enero de 2017

Por eso, Jesucristo es mediador de una nueva alianza y un nuevo testamento, pues con su muerte libra a los hombres de los pecados cometidos bajo la primera alianza, y hace posible que los que Dios ha llamado reciban la herencia eterna que Él les ha prometido.  Hebreos 9.15 DHH

¡Estamos cubiertos en Él!

Un hombre entrό a la oficina de un abogado.  Se sentó mientras el abogado leía en voz alta el testamento de su padre.  Él estaba convencido de que su padre no le había heredado nada en lo absoluto.  Pensaba que no vivió de acuerdo con los estándares que su padre le había exigido mientras él crecía.  No se había convertido en doctor como su padre deseaba que él fuera, falló en terminar una carrera universitaria y abandonό la casa de su padre a temprana edad.

Mientras pensaba acerca de cómo había defraudado a su padre, el abogado continuό leyendo el testamento.  Para su sorpresa, su padre le había dejado algo en su nuevo testamento.  Y le preguntó al abogado “¿Esta seguro que mi papá me dejo todas esas cosas?”  Yo había leído años atrás el testamento de mi papá y no vi mi nombre escrito.  El abogado sonrío y dijo: Ese era el antiguo testamento de tu Padre, ahora en el nuevo testamento estás cubierto.

Hay personas que su relación con Dios se parece a la relación de ese hombre con su papá.  Piensan que no alcanzarán el favor de Dios y la herencia eterna, porque al igual que Él sienten que han defraudado al Padre.  Otras, a pesar de que conocen al Señor, tal vez se sienten mal porque procuran presentarse delante de Dios por sus propios méritos.

En el Nuevo Testamento, ninguna barrera de pecado ni de debilidad de nuestra parte puede impedir el perdón de Dios.  El sacrificio de Cristo transforma nuestra vida y nuestro corazón.  Las normas y requisitos nunca han podido limpiar el corazón de nadie.  Es mediante la sangre de Cristo que se limpia nuestra conciencia, se nos libra de la muerte y del poder del pecado, con el fin de que podamos vivir para servir a Dios.

Si usted lleva sobre sí un peso de culpa porque no puede llegar a ser lo bastante bueno delante de Dios, dé una nueva mirada a la muerte de Jesucristo y piense en lo que ella significa.  Cristo puede sanar su conciencia y librarlo de la frustración de tratar de ganar el favor de Dios.

Una nueva alianza nos habla de una nueva relación con Dios.  Cristo abrió un nuevo camino en el cual nos exhorta a transitar con fe para recibir la promesa de una herencia eterna.  En el Nuevo Testamento hemos sido reconciliados con el Padre a través de Cristo y hemos alcanzado salvación.  ¡Estamos cubiertos en Él!

Oración

Padre de bondad y misericordia.  Gracias por aceptarnos, amarnos y perdonarnos.  Deseamos vivir con la consciencia de Tu gran sacrificio.  Guíanos a Tu voluntad siempre, por Cristo.  Amén.