Pastor Edgardo Soto Lebrón
Pastor ICDC Maunabo

La Reforma Protestante

 Llamado a la adoración – Salmo 37.23-24
“Por Jehová son ordenados los pasos del hombre
Y El aprueba su camino
Cuando el hombre cayere, no quedara postrado,
Porque Jehová sostiene su mano.”

 Oración de gratitud por la presencia de Dios en nuestras vidas

 Entonemos el cántico “Los cielos declaran”
Los cielos declaran,
La gloria de nuestro Señor.
No tiene igual, la belleza de Cristo.
CORO
Por siempre El será,
Cordero en el trono.
Me inclino ante Dios,
Le adoro solo a El
Proclamare la gloria de nuestro Señor.
Quien muerto fue,
Reconciliándonos con El.

 Lectura bíblica: Romanos 1.17
“En el evangelio, la justicia de Dios se revela por la fe y para la fe, como esta escrito: mas el
justo por la fe vivirá”.
 Reflexión: “Solamente por la fe”
La reforma protestante fue originada por la protesta de un hombre llamado el monje agustino
Martin Lutero, doctor en teología y profesor de la Universidad de Wittenberg. Fue el padre de
la reforma. El versículo que utilizamos como referencia fue el que lo hizo reflexionar y accionar
respecto a lo que significan las escrituras. En el 1517, lanzó sus 95 tesis que desafiaron la
autoridad del papado al afirmar que la biblia era la única fuente de autoridad religiosa. Lutero
creía que la salvación solo se podía adquirir a través de la fe en Jesucristo. Este criticó los
abusos de la iglesia, especialmente la venta de indulgencias. Las indulgencias se referían a la
reducción de la pena por el perdón de pecados.

Para Lutero el perdón era solo una prerrogativa de Dios. La salvación se gana en el seguimiento
a Cristo. Este se negó a retractarse de sus escritos y rompió su relación con Roma. Su propósito
no fue iniciar una nueva religión, sino presentar reformas a la luz del evangelio, para que todo
el que se llamaba cristiano volviera a los principios bíblicos. Según Lutero, una iglesia reformada
siempre esta reformándose. Romanos 12.2 establece: “No os conforméis a este mundo, sino
transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cual
es la buena voluntad de Dios agradable y perfecta”.
Nosotros, al conmemorar el día de la reforma protestante, el 31 de octubre, podemos tener
claro nuestro trabajo a la luz de la Biblia y cómo somos reformados a través de ella. Tenemos la
Escritura como autoridad para nuestra vida y esta nos lleva a seguir a Cristo y conocer a Dios.
La biblia señala en 2 Timoteo 3.16: “Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para ensenar,
para redargüir, para corregir, para instruir en justicia”.
En Cristo, la fe nos ayuda a depender totalmente de Él. Sabemos por experiencia que, al tener
fe, oramos y creemos a la Palabra esta nos brinda seguridad y paz por medio del Espíritu Santo.
La fe nos invita y nos lleva a tener una relación cercana con Dios. Esto lo vemos en la gracia de
Dios por lo que la reforma devuelve a la humanidad la oportunidad de vivir su religiosidad como
un regalo de Dios. Efesios 2.8-10 establece: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe y
esto no es de vosotros, pues es don de Dios. No por obras para que nadie se gloríe. Porque
somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparo de
antemano para que anduviésemos en ella”.

 Entonemos el cántico: “Una Mirada de fe”
//Una mirada de fe,
Una mirada de fe
Es la que puede salvar al pecador//
Y si tu vienes a Cristo Jesús
Él te perdonará
Porque una mirada de fe
Es la que puede salvar al pecador.

 Oración de intercesión
– Para que seamos afirmados en la fe a pesar de los momentos vividos.
– Por el proceso eleccionario en noviembre.
– Trabajadores en primera línea del COVID-19.
– Por enfermos, necesitados, desempleados y enlutados.