Cristianos perseguidos

26 de abril 2016

Marcos 10.1-31

Cristianos perseguidos

«Jesús respondió: Les aseguro que cualquiera que por mi causa y por aceptar el evangelio haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o madre, o padre, o hijos, o terrenos, recibirá, ahora en la vida presente cien veces más en casas, hermanos, hermanas, madres, hijos y terrenos, aunque con persecuciones; y en la vida venidera recibirá la vida eterna.»  Marcos 10.29-30 (DHH)

Copié de nuestra iglesia en Castellana Gardens, el hacer una oración, en el servicio del domingo en la mañana, por los creyentes en los países en los cuales está prohibido ser cristiano. A esa oración le añadimos un clamor por un pueblo de PR. Ese es un momento muy importante para nuestra iglesia.

Aunque hay personas en PR cuyas familias se han enojado con ellos por abrazar la fe cristiana, me atrevo a decir, que no se compara con lo que ocurre con las personas en los países donde se persigue y se mata a cristianos.

Esos hermanos y hermanas “son recibidos” en nuestras casas y en nuestras familias, a través de la oración por ellos, la contribución económica a las organizaciones internacionales que apoyan, cuidan y suplen materiales de evangelización. Son recibidos, también, en el estar conscientes que, mientras en este lado del mundo disfrutamos de libertad de culto y de reunión, no es así en otras latitudes.

Esas personas aceptaron el reto de la persecución, garantizada por su decisión de seguir a Cristo. Les espera, como a todos los que aceptamos a Jesús, si perseveramos, la vida eterna, libre de todo mal y calamidad.

Oración: Oramos Señor, por las personas que son perseguidas y vilmente maltratadas por amarte. Son nuestros hermanos y los “recibimos” en nuestras casas y corazones con la gracia de Tu amor. Gracias porque Tú caminas con ellos. Amén

 


Misión posible

11 de marzo de 2016

Mateo 9.27-10.15

Misión posible

«Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia». 

Mateo 10.8

 

Las películas de espías e investigadores nos presentan a personas tratando de cumplir con una misión. En la mayoría de los casos, esas misiones son imposibles y llenas de obstáculos.

Cuando Jesús le dijo a sus discípulos que los estaba llamando a que cumplieran con la misión de Dios, es muy probable que ellos pensaran que la misión sería imposible.  ¿De qué manera estamos cumpliendo con la misión que el Señor nos encomendó?

Ciertamente, en el camino encontramos obstáculos y situaciones que nos quieren robar la paz y el deseo de continuar sirviendo a otros. Esto no debe desenfocarnos de la misión que el Señor nos dejó. En Su nombre los enfermos sanarán, los leprosos serán limpios y los muertos resucitarán. En Su nombre los demonios huirán. El Señor nos ayude a dar por gracia lo que por gracia hemos recibido. Parecería ser misión imposible, pero si decidimos caminar de la mano con Jesús, la misión es y será posible.

Oración

Señor, gracias porque nos levantas y nos llamas. Queremos cumplir con la misión que nos has encomendado. En Tu Nombre queremos servir y que Tu Nombre sea glorificado. Ayúdanos a vencer los obstáculos. Oramos en el Nombre de Jesús. Amén.

Autora: Rvda. Geritza Olivella