Rvdo. Juan Emilio Morales Dávila

Pastor ICDC Avenida Universidad

Región 2

El Señor es nuestro Pastor

Lectura Bíblica: Salmo 23

“Jehová es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará. Confortará mi alma;  Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. Aunque ande en valle de sombra de muerte,  No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;  Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.  Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores;  Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida,  Y en la casa de Jehová moraré por largos días”.

Oración de gratitud por la presencia majestuosa de Dios y el cuidado que tiene de nosotros

Entonemos los cánticos “Te exaltaré mi Dios, mi rey y bendeciré tu nombre” y “Los que confían en Jehová”

//Te exaltaré mi Dios, mi rey y bendeciré tu nombre

eternamente y para siempre; cada día te bendeciré.//

Alabaré tu nombre eternamente y para siempre.

Grande es Jehová y digno de suprema alabanza;

y su grandeza es para siempre; cada día te bendeciré.

——-

Los que confían en Jehová son como el monte de Sión

Que no se mueve, sino que permanece para siempre.

Como Jerusalén tiene montes alrededor de ella, 

así Jehová está alrededor de su pueblo.

Meditemos en la Palabra del Señor: Juan 10.1-16

“De cierto, de cierto os digo: El que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte, ése es ladrón y salteador. Mas el que entra por la puerta, el pastor de las ovejas es. A éste abre el portero, y las ovejas oyen su voz; y a sus ovejas llama por nombre, y las saca. 

Y cuando ha sacado fuera todas las propias, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz. Mas al extraño no seguirán, sino huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños. Esta alegoría les dijo Jesús; pero ellos no entendieron qué era lo que les decía. Volvió, pues, Jesús a decirles: De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que antes de mí vinieron, ladrones son y salteadores; pero no los oyeron las ovejas. Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos. El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas. Mas el asalariado, y que no es el pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja las ovejas y huye, y el lobo arrebata las ovejas y las dispersa. Así que el asalariado huye, porque es asalariado, y no le importan las ovejas. Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen, así como el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; y pongo mi vida por las ovejas. También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor”.

Tiempo de Intercesión 

Motivos de oración:

  • Que Dios continue dando su cuidado y protección librando a todos de plagas, erradique el Coronavirus y otras enfermedades 
  • Que Dios consuele y fortalezca a todos los que han tenido pérdidas de seres amados, trabajos y bienes materiales
  • Que Dios nos dé discernimiento 
  • Que Dios nos llene de su Espíritu Santo y nos movilice a testificar de Jesucristo, predicar y enseñar su Evangelio
  • Que Dios añada a la iglesia los que han de ser salvos
  • Que impulse a la iglesia para que seamos diligentes en discipular a los nuevos creyentes

Entonemos el cántico “En el hogar, en el hogar, en el hogar necesitamos a Jesús”

//En el hogar, en el hogar, en el hogar necesitamos a Jesús.//

Mira que feliz se vive, mira que feliz se vive con Jesús en el hogar.

Lectura Bíblica: Lucas 11.9-13

“Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. ¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿o si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente? ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?”.

Oración por las peticiones de cada miembro de la familia

Lectura Bíblica: Salmo 34.1-10

Bendeciré a Jehová en todo tiempo;  su alabanza estará de continuo en mi boca. En Jehová se gloriará mi alma; lo oirán los mansos, y se alegrarán.Engrandeced a Jehová conmigo, y exaltemos a una su nombre. Busqué a Jehová, y él me oyó, y me libró de todos mis temores.  Los que miraron a él fueron alumbrados, y sus rostros no fueron avergonzados. Este pobre clamó, y le oyó Jehová, y lo libró de todas sus angustias. El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen,  y los defiende. Gustad y ved que es bueno Jehová; dichoso el hombre que confía en él. Temed a Jehová, vosotros sus santos, pues nada falta a los que le temen. Los leoncillos necesitan, y tienen hambre; pero los que buscan a Jehová no tendrán falta de ningún bien.

Oración final para que la bendición de Dios cubra a las familias del mundo

Entonemos el cántico “Bendeciré a Jehová en todo tiempo”

Bendeciré a Jehová en todo tiempo; su alabanza en mi boca estará.

En Jehová se gloriará mi alma; lo oirán los mansos y se alegrarán.

Engrandeced a Jehová conmigo y exaltemos a una su nombre.

Busqué a Jehová y él me oyó, y de todos mis temores me libró.