Muy amados en el Señor, bienvenidos a este espacio cibernético que consagramos para la mutua edificación en Cristo, la unidad del pueblo de Dios y para comunicarnos de manera tal que lleguemos a vivir unánimes juntos para la gloria de Dios y el bienestar de nuestro pueblo.

El tiempo y el espacio que Dios nos regala debe ser conquistado y consagrado.  El pueblo de Israel recibió la promesa de una tierra que fluye leche y miel.  Era una tierra que debía ser primero conquistada y luego consagrada.  En el proceso se cruzó el mar y se venció el mal.  Se atravesó un cruento desierto y se caminó sobre el fondo del Jordán.  Llovía maná y de la roca salía agua.

Hace unas décadas atrás el Rvdo. Florentino Santana conquistó un espacio radial y lo consagró como uno que fluía leche y miel.  Siguiendo esa visión queremos consagrar este espacio cibernético como uno que fluya leche y miel para todo el pueblo de Dios.  Lo haremos brindando información actualizada, temas de reflexión sobre la iglesia y el país, y brindando una plataforma de expresión desde el interior de la iglesia hacia el resto del país.

¿Qué puedes esperar?

Puedes esperar que te escuchemos.  Abrimos un oído grande para recibir información pertinente.

Puedes esperar nuestra opinión.  Especialmente sobre temas de actualidad.

Puedes esperar nuestro respeto.  Tu opinión es importante para nosotros.

¿Qué esperamos de ti?

Esperamos que nos visites todos los días.

Esperamos que valorices a La Iglesia Cristiana (Discípulos de Cristo) en Puerto Rico

Esperamos tu respeto y participación.

¿Qué esperas?

Únete y participa.  Que Dios te bendiga.